Es un proceso que determina si quien solicita un crédito cumple con los requisitos establecidos por Banco FINCA. Los factores más frecuentes para determinar si una persona es sujeto de crédito son:

  • Monto: Se refiere al monto solicitado por el cliente potencial
  • Carácter: Es el uso que se va a dar al dinero si recibe el crédito y el comportamiento de pago en créditos anteriores
  • Garantías: Es el bien que el solicitante se comprometería a entregar como respaldo de pago de la deuda
  • Capacidad de Pago: Es el estudio que se efectuará para determinar si el solicitante tiene los ingresos suficientes para poder cubrir los pagos futuros de la deuda
  • Plazo: Se refiere al tiempo que se da de plazo para devolver la deuda así como el interés que Banco FINCA va a cobrar por el crédito

El análisis de capacidad de pago depende básicamente de dos factores:

  • Ingresos: Es la información sobre los ingresos del solicitante
  • Gastos: Se analizar los gastos del solicitante
  • Costos adicionales: Se aplican dos tipos de cobros adicionales: tasa de mora y gestión de cobranza. La tasa de mora es un interés adicional que se cobra en el crédito dependiendo del monto y del período de no pago del crédito. La gestión de cobranza en cambio, es el costo para Banco FINCA de recuperar el crédito, y cubre los gastos asociados con las llamadas, cartas y visitas que la entidad que se realiza para recuperar los pagos vencidos del crédito.
  • Uso de garantías: Dependiendo del tipo de crédito, se ejecutarán las garantías asociadas con el crédito en caso de un atraso en los pagos
  • Acceso limitado a crédito al futuro: Si se paga atrasado un crédito, tendrá un impacto en las posibilidades de sacar nuevos créditos en la misma institución o en otras instituciones en el futuro.

Los requisitos son:

  • Copia y original de la cédula
  • Recibo de pago de un servicio básico (agua, luz o teléfono) de su vivienda
  • Ser mayor de edad
  • Tener un negocio productivo funcionando, mínimo un año
  • Colaborar con el Asesor de Negocios en el levantamiento de la información

Sí. Ofrecemos un Crédito de consumo, dirigido a personas dependientes, registradas en el seguro social. Estas personas deben contar con experiencia laboral por un período mayor a un año.

El valor depende del monto que haya sido aprobado, y de la tasa y plazo otorgados.

La prórroga se otorga a clientes cuyo su vencimiento sea el mismo mes, es decir, hasta máximo 30 días en mora. Se pospone la fecha del pago de la cuota del mes en curso. Esto no implica la existencia de una nueva operación crediticia. Los cobros de los intereses corrientes generados por los días prorrogados se cancelarán en la última cuota, y si a su vencimiento no fueses cancelados, aplica a los recargos moratorios de acuerdo a la ley.

Se entiende como diferimiento extraordinario al proceso mediante el cual se refinancia, reestructura o nova operaciones de crédito. Aplica para operaciones de crédito que registren cuotas vencidas y se otorga un nuevo plazo para la operación. El diferimiento se encuentra exento de intereses moratorios, gastos de cobranza interna, recargos o multas generadas durante el período o plazo acordado con el deudor. Estas operaciones se reportarán a cuentas vencidas una vez transcurrido 60 días y empezarán a generar gastos de cobranza interna, recargos o multas. Las operaciones de crédito que se beneficien de un diferimiento extraordinario e incumplan con los nuevos términos y condiciones se deben reconocer como vencidas.

La refinanciación consiste en modificar las condiciones iniciales de un crédito, e implica cambiar los términos del contrato mediante el cual se estructuró el mismo, tales como plazo, tasa de interés o sistema de amortización, entre otros. Es importante tener en cuenta que para refinanciar una deuda tanto el banco como el cliente deben estar de acuerdo en los nuevos términos, y ninguna de las partes puede tomar esta decisión unilateralmente. El refinanciamiento de deudas, es una alternativa para ajustar la sobrecarga que está generando el pago de la cuota de una deuda sobre su bolsillo, o para aprovechar condiciones de mercado más favorables.

Lo ideal es que el cliente se acerque a Banco FINCA antes de entrar en mora y explique que necesita refinanciar su deuda ya que en las condiciones actuales le es imposible seguir cumpliendo con su obligación. De esta manera, el cliente no altera su historial crediticio con reportes negativos en las centrales de riesgo y evita cobros jurídicos.

Una reestructuración es un acuerdo mediante el cual Banco FINCA toma todas las deudas ​que su cliente tiene y las agrupa en una nueva obligación, con nuevas condiciones de plazo y tasa de interés.

A diferencia de una renegociación, la reestructuración sí afecta negativamente el historial crediticio del cliente porque el banco le asigna automáticamente una calificación de mayor riesgo al deudor.

Go to Top